El “Titanic” de los trenes: Platanito

El “Titanic” de los trenes: Platanito

Quince años antes de la llegada de los trenes de Alta Velocidad como los trenes AVE, un tren revolucionó España haciendo sus primeros pinitos en el mundo de la alta velocidad, allá por los años 60, y por su forma y colores, se le conocía como Platanito.

El “Titanic” de los trenes: Platanito

El “Titanic” de los trenes: Platanito

Su diseño fue muy atractivo, de color amarillo anaranjado, con un morro de lo más aerodinámico para la época, y que rebajaba en un 30%

Si bien es verdad que Platanito es un auténtico superviviente, en la actualidad se encuentra en una vía muerta, en la estación de Castejón, al sur de Navarra, y lleva allí ya 22 años sin casi mantenimiento, por lo que se encuentra visiblemente deteriorado, está oxidado, sucio, con ventanillas rotas, grafitis, cables rotos, etc., aun así, teniendo en cuenta que ha soportado 22 años de lluvias, nieve y vandalismo, no está tan deteriorado como cabría suponer. Por dentro aún se intuye el lujo que reflejaba en su época, con asientos que parecen casi sillones amarillos, espacios amplios, respaldos de cuero y un bar de maderas nobles.

Este tren podía alcanzar los 180 km hora, que ahora con las velocidades de alrededor de 300 km hora de los trenes AVE quizás no parezca demasiado veloz, pero hay que tener en cuenta que esos 180 kilómetros hora eran 40 más de lo que se permitía en la época.

Como dice la directora del  Museo del Ferrocarril de Castejón, fue el Titanic de los trenes, un tren de lujo. Y es que en Castejón de trenes algo saben ya que es una localidad que nació hace 90 años impulsada por su estación de trenes. El supervisor de circulación de la línea de Castejón dice que Platanito podría volver a funciones si se arreglara y se mantuviera en buenas condiciones, pero de manera más realista lo que sí que se podría hacer es rehabilitarlo y limpiarlo para exponerlo en un lugar seguro, pero la falta de fondos económicos manda.

En una red ferroviaria lleva de curvas, Platanito iba a ser la solución para aumentar la seguridad y la velocidad, de hecho en pruebas llegó a los 206 km hora, y su sistema de basculación era todo un avance revolucionario. Con sus mejoras, se recortó en más de dos horas el viaje en tren Madrid Gijón, que actualmente se realiza en trenes Alvia.

Pero Platanito apenas llegó a realizar viajes comerciales y fue sustituido por trenes Talgo que eran más baratos de construir y mantener aunque sus velocidades eran menores.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.